Cómo elaborar estrategias poderosas y ganadoras.

Existen infinidad de libros, artículos, y documentos, que discuten acerca de cómo elaborar estrategias que nos lleven a lograr los objetivos de crecimiento económico o social que persigue la organización. No obstante, esta abundancia de información puede hacer que por ver los arboles no veamos el bosque. Es decir que por contar con tantas metodologías y herramientas, el elaborar una estrategia se nos convierte en una labor titánica y compleja.

El objetivo de esta entrada del blog es resumir 5 aspectos fundamentales a tener en cuenta para asegurarse de que la estrategia de lanzamiento de su producto,  plan de marketing anual, o  nueva división de negocios, es sólida y robusta.

  1. Simple: Es decir es fácilmente comunicable a los colaboradores desde el más alto hasta el  más bajo nivel de la escala jerárquica de la organización. Si ellos no la entienden, mucho menos van a ser capaces de ejecutarla y comunicar de cara a los clientes; se debe transmitir en cada punto de contacto porque somos mejores que la competencia. Para esto se necesita tener un concepto claro y fácilmente entendible.

  2. Orientada al cliente: Las acciones estratégicas parten de un profundo entendimiento de cómo resolver de forma superior las necesidades y problemáticas de nuestros clientes objetivo.  Debemos estar 99% seguros que nuestra oferta de productos y servicios es relevante para nuestros clientes, y que él va a percibir que somos diferentes a lo que se encuentra en el mercado.

  3. Aterrizada: Existe disponibilidad de tiempo del equipo para ejecutar la estrategia, al margen de las labores del día a día. Así mismo contamos con los recursos económicos para llevar a cabo las acciones planteadas y si no los tenemos somos capaces de gestionarlos, en caso contrario estamos hablando de un sueño.

  4. Flexible: La estrategia debe acomodarse a los cambios del mercado y las jugadas hechas por los competidores. Por lo tanto debe dejarse margen para acomodarse a las situaciones cambiantes. Para esto es conveniente que la estructura de costos y gastos sea en mayor parte variable en vez de fija, de tal forma que se pueda redistribuir el presupuesto de acuerdo a las oportunidades que se vallan presentando, igualmente las¡ estructura del servicio o de producción debe dejar margen a cambios sin que se generen mayores costos.

  5. Contamos con el equipo adecuado: En palabras de Twyla Tharp “Una buena idea en las manos de la persona equivocada puede tornarse en una mala idea” así mismo sucede en los equipos en última medida el éxito de la estrategia depende de equipos empoderados, sincronizados y con liderazgo para sortear las dificultades que surgen en la ejecución. Muchas empresas dan por sentado este aspecto y esta es una de las mayores causas de los fracasos de las estrategias.

Espero esta información les sea útil y pos sobretodo fácil de aplicar en sus proyectos.

Para los interesados en gerenciar iniciativas de cambio en sus empresas les recomiendo el siguiente artículo http://goo.gl/BHc7HY

Leave a Comment